miércoles, 13 de agosto de 2014

Buenos Aires también se para. A un año de la asunción del presidente Horacio Cartes.

Buenos Aires, 15 de Agosto del 2014
Sr. Nicanor Duarte Frutos
Embajador de la República del Paraguay en Argentina
S._________/__________D.

A través de este medio venimos a expresar a la representación diplomática de la República del Paraguay en Argentina, nuestra profunda disconformidad e indignación por las medidas políticas asumidas por el Poder Ejecutivo paraguayo, presidido por Horacio Cartes, las cuales van en total detrimento de la población, por eso rechazamos lo siguiente:

-        La Ley de Alianza Público Privada, impulsada desde el gobierno como la única vía alternativa para mejorar la economía nacional, cuando realmente la misma consiste en la entrega de la soberanía a las corporaciones privadas y a los capitales externos, es decir, entregar los recursos del país al sector privado, sin tener en cuenta las enormes consecuencias que estas políticas neoliberales han causado en países hermanos de la región, como la República Argentina.

-        La Ley de Militarización, impulsada desde el Ejecutivo, y aprobada con mayoría del Poder Legislativo, por la cual, el Presidente de la República puede disponer de las F.F.A.A. sin previo consenso del Congreso. Las F.F.A.A. no deberían intervenir en conflictos sociales internos. Hoy el norte paraguayo se encuentra padeciendo dicha ocupación.

-        La decisión de endeudar al país por U$1.000 millones de dólares con la excusa de potenciar la inversión interna, cuando el mismo gobierno ha vetado el Impuesto a la Soja, lo que hubiese generado para el Paraguay un ingreso anual aproximado de U$300 millones de dólares. Sin considerar la grave situación a la que se enfrenta hoy la Argentina, en su disputa con los Fondos Buitres.

-        El acercamiento del gobierno a la Alianza del Pacífico, organismo multilateral, que guarda en sus intenciones lo que anteriormente se ha conocido como A.L.C.A., Área de Libre Comercio de las Américas, impulsada por los E.E.U.U. Es decir, el apoyo a las políticas neoliberales en favor de las potencias imperialistas.

-   Sus posturas en organismos multilaterales respecto a: la negación a firmar la Convención Interamericana contra toda forma Discriminación e Intolerancia, planteada por Brasil en la O.E.A. y signada por la mayoría de los países miembros; así también la no participación del Paraguay en el Pronunciamiento del MERCOSUR, en la pasada cumbre en Caracas, contra el Genocidio Israelí en Palestina.

-        La Criminalización de la Lucha Campesina y de la Protesta Social, así como también los alarmantes casos de persecución y asesinato selectivo de dirigentes campesinos, sin interés del gobierno por dilucidar dichos casos.

-    El apoyo incondicional al modelo agroexportador, extractivista y latifundista del monocultivo de la soja y sus subsidiarios, que depreda el recurso natural del suelo, expulsa a comunidades enteras de sus tierras, contamina el ambiente y causa no sólo daños irreparables para la salud del ser humano, sino que además provoca la muerte a causa de las fumigaciones, como ha sucedido con las dos hermanas Álvarez Cabrera, Adelaida (3) y Adela (6 meses), así como la intoxicación de más de 30 personas y de animales en la comunidad aledaña a la Estancia Huber Duré.

-   Las malas condiciones de los trabajadores en general, quienes sufren despidos injustificados, y cargan con las consecuencias de las crisis económicas, teniendo salarios de hambre que no permiten una vida digna.

-        La descarada parcialidad demostrada por el gobierno respecto al conflicto de los trabajadores de ACEPAR, al desapropiar a los mismos de sus  acciones en la empresa para ponerlas a disposición de una empresa brasilera; así como su silencio respecto a los más de dos meses de huelga de hambre del dirigente sindical Hugo González Chirico, quien estuvo a punto de morir y por ello ha levantado la medida de fuerza, quien hasta hoy no ha recibido respuesta del Ejecutivo.

-        La desidia respecto a las inundaciones que han dejado más de 300.000 personas sin hogares y en condiciones de vida insalubre, atentando contra su derecho a una vida digna. El estado no ha hecho nada ni ejecutado planes útiles para subsanar esta problemática.

-  No garantizar un transporte público digno, lo que implica un maltrato hacia el ciudadano, hoy no solamente los pasajeros viajan en condiciones de riesgo para sus vidas por medios de transporte obsoletos, sino que además deben de costear un elevado monto para acceder a él.

-        Las bochornosas expresiones del Presidente Horacio Cartes en discursos públicos, evidenciando claramente la entrega la soberanía nacional, el irrespeto a las mujeres y la reivindicación del Stronissmo, una de las páginas más terribles de nuestra historia reciente, expresando públicamente cuanto sigue: “Usen y abusen del Paraguay”, dicho en Brasilia en el marco de su visita a Dilma Rouseff, “El Paraguay es una mujer bonita”, dicho en la República Oriental del Uruguay, “Qué te hizo (Alfredo) Stroessner, te robó a tu novia o qué?”, dicho que atenta contra la memoria colectiva de los miles de reprimidos, asesinados y perseguidos por la cruenta dictadura militar.

Por todo lo expresado, los ciudadanos se encuentran movilizados desde el día 13 y 14 de Agosto en el interior del país y el 15 del corriente en Asunción, para exigir condiciones más justas; continuándose así los reclamos hechos en la pasada Huelga General del 26 de Marzo, asimismo los migrantes paraguayos residentes en Argentina, nos plegamos a dichos reclamos y exigimos:

1)El urgente esclarecimiento de la Masacre de Curuguaty y justicia para sus víctimas. Libertad a los presos y presas políticos, víctimas de la injusticia y chivo expiatorio de un sistema judicial viciado.

2) La Reforma Agraria Integral, en la medida en que no se resuelvan los problemas estructurales vinculados a la concentración de la tierra y de la renta agraria, continuarán proliferando los conflictos territoriales vinculados a la pobreza rural, pero también urbana. Es necesaria una reforma agraria para terminar con el fenómeno de las tierras malhabidas y la devolución de las tierras ancestrales a los pueblos originarios.

3) El reconocimiento y ampliación de derechos de los sujetos migrantes. Pedimos la inscripción automática y la garantía de todas las formas que requieren una verdadera ampliación de una representación política. La continuidad de la gestión de Nicanor Duarte Frutos sigue generando malestar en gran parte de la comunidad migrante en Buenos Aires, que lo considera uno de los responsables de la expulsión que causó una enorme oleada migrante en los últimos tiempos.

4) La ampliación de los derechos de las mujeres y el reconocimiento de las diferentes sexualidades que reclaman visibilidad y respeto en la sociedad paraguaya. Ellas y ellos necesitan ser reconocidos en sus derechos e incluidos social, económica, política y culturalmente.

5) Acabar con toda forma de discriminación por nacionalidad, etnia, género, orientación sexual, religión y otras etiquetas que sostienen que algunos seres humanos son inferiores a otros. La reivindicación del stronismo que se da en la actualidad busca acallar las voces de la cultura y la comunicación.

6) La inmediata derogación de “La Alianza Publico  Privada”  (APP).

7)     La desmilitarización de los 3 departamentos ocupados actualmente Concepción , San Pedro y Canindeyú.

8)     El endeudamiento llevado a cabo por el Ejecutivo

9)     Una ley regularizadora impositiva frente a las exportaciones de granos y materia prima. Reivindicando la utilización de semillas originarias, reclamando el estricto control estatal sobre las semillas genéticamente modificadas y su uso.

10) La presencia del estado en el ámbito del transporte público, generando medidas que saneen la crítica situación actual contemplando medidas ecológicas.

11)  La presencia activa del estado frente a la problemática de las inundaciones.

     Repudiamos la corrupción en todas sus formas , ya que la misma consiste en toda conducta social que genera o sostiene privilegios para unas minorías.

    El derecho a la tierra, la libertad, el trabajo y a la participación deben ser prioridades para cualquier sociedad que propenda a la justicia social.

                  Esta es nuestra palabra.

FIRMANTES:

Movimiento 138, Colectivo de Resistencia Cultural.
Frente Guasú, Regional Argentina.
Frente de Trabajadores Paraguayos Migrantes Unidos en Argentina.
Movimiento Socialista de los Trabajadores.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada